Tiempos de Guerra/Hablando de mujeres.

Por: Chano Rangel

Hoy por hoy, la mujer en México, ocupa una posición preponderante en la vida política, social y económica de nuestro país, sin embargo en algunas regiones, aún se discute darle o no derechos a las damas, siendo este acto, un hecho que nos regresa al siglo XVII o XVIII.

La equidad de género no ha logrado ser el bastión de las mujeres, tampoco darles el empoderamiento y lugar que les corresponde, su lugar está visible en el padrón electoral, donde más del 52% son femeninas y el 48% barones, dejando la decisión de cualquier elección popular en manos de las damas.

Sin embargo darle espacios equitativos de nada sirve si su aportación no es respetada, el gobierno de López Obrador, presume y grita a los cuatro vientos, de ser el que más espacios a dado a las sexo femenino, pero de nada sirve, porque su poder de opinión es nulo o de plano ni a ese derecho se les permite en esta transformación de 4.

Ser parte del gabinete presidencial y ser mujer parece ser una desgracia, como le pasa a Olga Sánchez Cordero, a Irma Eréndira Sandoval, que solo las dejan ser figura y nada más, y para colmo son obligadas a cantar en coro, que es un honor servir al presidente, en pleno festejo de los derechos de las mujeres el pasado 8 de marzo.

Los gritos desesperados de madres violentadas, de hijas en busca de sus madres, de niñas mancilladas, de jovencitas violadas o desaparecidas, de los reclamos por la desaparición de las estancias infantiles para madres trabajadoras, la cancelación del seguro para madres jefas de familias, del desmantelamiento del organismo autónomo de defensa de la mujer, y de los apoyos a mujeres indígenas, quedó plagado el muro de la vergüenza, construido para proteger la cantera de Palacio Nacional, y esconder el miedo y la tirria que el presidente tiene hacia las mujeres en México.
No es casualidad que las mujeres protesten, su lucha tiene décadas, desde la Corregidora de Querétaro, Doña Josefa Ortiz de Domínguez, y su apoyo a la independencia mexicana, la tenacidad de Elvia Carrillo Puerto, por lograr el voto femenino, la batalla perene de Griselda Álvarez Ponce de León, por conseguir espacios en la política mexicana para las mujeres, y la invaluable aportación a la democracia de nuestro estado de Amalia González de Castillo Ledón. Todas ellas ha dejado huella y marcado un antes y un después para la vida pública del nación, su legado está ahí, reconocido, pero hay miles y miles que hacen posible que este México transite y crezca, para todas ellas es también nuestro reconocimiento.

Ahí vienen las campañas electorales, sin lucha de todas es mujeres que menciono, no sería posible ver en las boletas electorales, el nombre de una mujer.

Si cierto es, que aún hay disparidad, que aún México tiene una deuda pendiente con las mujeres, también que este gobierno de la transformación de 4, las mujeres son repelidas y hechas a un lado, y su fuerza seguramente vendrá a cambiar el destino de este país, el próximo 6 de junio.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

La alcaldesa de Reynosa Maki Esther Ortiz Domínguez, encabezará este viernes, la final del certamen Señorita Fiestas de Aniversario de la Ciudad, teniendo como sede el Instituto Reynosense para la Cultura y las Artes, en su salón principal.

Con estos actos, comienzan los festejos de un aniversario más de la fundación de la Villa de Reynosa, hecho histórico que comenzó a fraguarse, allá en la comunidad, que hoy se conoce como Reynosa Díaz. Y que posteriormente se trasladará a la actual zona centro, hasta donde prevalece hoy en día.

La edil reynosense, hace una invitación a las familias de Reynosa, a conmemorar estas festividades con responsabilidad y hacer de todos los festejos, actos con profundo respeto a las reglas sanitarias, por la pandemia de covid-19.

chanorangel@live.com.mx