EN FAVOR DE ACTIVIDADES AGROPECUARIAS Y EL MEDIO AMBIENTE, SENADOR ISMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA PIDIÓ REFORMAR LA LEY DE ENERGÍA PARA EL CAMPO

Ciudad de México.- Para que la Ley de Energía para el Campo contemple el uso de las energías renovables y favorezca el desarrollo y la productividad, el senador por Tamaulipas Ismael García Cabeza de Vaca, presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que pidió la inclusión de las energías limpias mediante reformas a dicha legislación.

Adicionalmente se pretende que se promueva su inclusión en el diseño y aplicación de los planes y programas para el campo mexicano, citó el senador de la LXIV Legislatura del H. Congreso de la
Unión De esta manera, la Ley de Energía para el Campo estará en concordancia con el contenido de la Ley de la Industria Eléctrica, explicó en la sesión a distancia.
Citó el senador Ismael García Cabeza de Vaca, que su propuesta se basa en el hecho de que México está involucrado en los temas de energías limpias a nivel mundial, como el Acuerdo de Paris, la Agenda 2030 y los compromisos establecidos en el tratado T-Mec.

De igual forma, la Ley General de Cambio Climático establece que la Secretaría de Energía, en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad y la Comisión Reguladora de Energía promoverá que la generación proveniente de energías limpias alcance un 35% para el año 2024, agregó.

Por lo anterior es necesario impulsar acciones dirigidas a incentivar el uso de energías limpias y uno de los sectores de nuestro país que requiere de la aplicación de este tipo de energías es el campo, lo que favorece el desarrollo y la productividad, afirmó.

Actualmente, más del 50% de nuestro territorio se considera rural y requiere de impulso para hacerlo competitivo y productivo, subrayó.

Considerar el uso de energías limpias para el campo, permitirá su inclusión en el diseño de políticas y programas públicos que promuevan incentivos para su utilización, indicó el senador Ismael García Cabeza de Vaca.

Por ello se propone la inclusión de las energías limpias en la Ley de Energía para el Campo, ya que actualmente no se consideran, y solo se encuentran como energéticos agropecuarios la gasolina,
el diésel, el combustóleo y la energía eléctrica.