Emprende el SNTE Jornada Nacional en Apoyo al Regreso Seguro a las Escuelas

*El objetivo es lograr un regreso a clases ordenado, seguro, responsable y cuidadoso

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación realizará a partir de este lunes 9 de agosto, la Jornada Nacional en Apoyo al Regreso Seguro a las Escuelas, en la que representantes sindicales de todo el país y en este caso de Tamaulipas, efectuarán recorridos, plantel por plantel, para conocer con exactitud las condiciones en las que se encuentran y reportar a las autoridades municipal, estatal o federal las necesidades de infraestructura y servicios (principalmente de agua potable), indispensables para el retorno ordenado, seguro y cuidadoso, dijo José Rigoberto Guevara Vázquez.

“Ante una pandemia que ya nos ha quitado casi año y medio de actividades escolares, tenemos que lograr que las escuelas sean espacios seguros para la comunidad educativa, donde la posibilidad de contagio sea menor y la integridad de los alumnos esté a salvo”, como lo ha manifestado el Mtro. Alfonso Cepeda Salas.

“Llegó el momento de un regreso responsable y realista”, como lo dijo nuestro dirigente nacional quien en reunión con los Órganos Nacionales de Gobierno del SNTE y los secretarios generales de las secciones sindicales de todo el país, celebrada este fin de semana, aprobó por unanimidad contribuir a que, en el regreso a clases presenciales, “las escuelas sean espacios seguros, más seguros incluso que muchos otros que hoy permanecen abiertos”.

El SNTE decidió “respaldar la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para volver a las aulas con orden y responsabilidad, de acuerdo con las condiciones prevalecientes, para reemprender su tarea educativa y contribuir, como siempre, al desarrollo de la nación”, como lo ha dijo nuestro líder del SNTE nacional.

De seguir en el confinamiento, los daños serían enormes para los alumnos, pues no sólo está en juego su formación y desarrollo educativo, también su salud y estabilidad emocional y mental”, como lo señaló el líder nacional.

En consecuencia, explicó, necesitamos reducir el estrés y la ansiedad que provoca el confinamiento, así como disminuir los riesgos de la pérdida de aprendizajes y acortar las brechas educativas que agravan fenómenos como la pobreza, desigualdad, exclusión y violencia social.

En la reunión trabajo el dirigente nacional expresó que no podemos permanecer inmóviles, observando cómo sigue deteriorándose el sistema educativo, cómo continúa el abandono de los edificios escolares y se profundiza el daño en la educación.

Agregó que a nivel mundial la discusión ya no es si se vuelve o no a las aulas, sino cuál es la forma segura de hacerlo. “No podemos ni rendirnos, ni resignarnos a mantenerlas cerradas”.

Por eso “vamos a esta jornada para conocer la situación de las escuelas, que previamente hemos detectado con alguna necesidad, para aportar a las autoridades datos actualizados. Convocaremos a la comunidad educativa a sumarse a esta gran labor para que el regreso de nuestros niños y jóvenes sea seguro”.

 

Dijo que es indispensable identificar dónde se han robado tuberías de agua potable, cables de energía eléctrica, muebles de baño o destruido puertas y ventanas, “no pueden estar en estas lamentables condiciones para el regreso presencial”.

El líder del magisterio reiteró que la gran mayoría de trabajadores de la educación ya está vacunada, pero en los casos de quienes, por algún motivo no cuentan con la inmunización, el Sindicato gestionará su aplicación.

Se mantiene un diálogo abierto con la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, por parte del Mtro. Alfonso Cepeda Salas, para determinar las condiciones de la educación escolarizada y semiescolarizada en el próximo ciclo escolar.